domingo, 8 de abril de 2012

30 aniversario de la guerra de Malvinas genera tensiones


EL UNIVERSAL
martes 3 de abril de 2012 12:00 AM
Buenos Aires.- A 30 años del inicio de la guerra por las Islas Malvinas, el primer ministro británico, David Cameron, renovó la disposición a proteger el archipiélago ubicado en el Atlántico sur, cuya soberanía también reclama Argentina, que insistió con su pedido de negociar, tal como establece la ONU.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sostuvo que "es una injusticia que en pleno siglo XXI haya un enclave colonial" en las Malvinas y reiteró sus quejas porque Reino Unido está "depredando" recursos en el archipiélago, reportó DPA.

Al encabezar en la sureña ciudad de Ushuaia el acto central en conmemoración de los 30 años de la guerra de Malvinas, la jefa de Estado reivindicó la política de su gobierno e insistió en una serie de reclamos.

"Resulta absurdo" reclamar como propio el territorio de las islas, tras recordar que "integran la plataforma marítima de Argentina", afirmó la mandataria.

Políticos y veteranos de la guerra recordaron en Londres a las víctimas del conflicto, en el que murieron 649 soldados del Ejército argentino y 250 del británico tras la ofensiva que emprendió Argentina el 2 de abril de 1982.

La mayoría de residentes en las islas están a favor de seguir bajo la corona británica, según diversos sondeos.
Caracas, 03 Abr. AVN.- A fin de conmemorar el XXX Aniversario de la Guerra de las Malvinas en 1982 fui invitado por la Honorable Cámara de Diputados de Argentina a un foro denominado “Malvinas, causa nacional, regional y global” que se realizó en Buenos Aires los días 28 y 29 de marzo.
Los participantes de las bancadas de todos los partidos políticos representados en el Parlamento renovaron su compromiso con la lucha por la restitución de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas y apoyaron las acciones emprendidas por el gobierno de la Presidenta Cristina Fernández para avanzar a una negociación que haga prevalecer la vía pacífica para la superación de una de las herencias del pasado colonial que aún existe en nuestra región. La causa de Malvinas ha recibido el apoyo de Unasur y Celac, lo que fue altamente valorado por los participantes en el evento que enfatizaron en el sentir de que dicho apoyo ha creado una situación más favorable para Argentina en el proceso de negociación que se debería realizar bajo el alero de la ONU.
Sin obviar el origen colonial de la ocupación británica sobre las islas, mi ponencia en el panel “Mirada regional sobre Malvinas” versó sobre la inserción de la cuestión Malvinas en la lógica global del siglo XXI, a partir de la crisis mundial y la necesidad de Occidente de sostener su modelo de consumo.
En ese sentido, Malvinas tiene un múltiple interés para las potencias imperiales. En primer lugar posee gigantescos yacimientos de petróleo y gas que pretenden ser explotados por empresas transnacionales, incluso violando acuerdos que han firmado Gran Bretaña y Argentina en tanto se mantenga la situación colonial.
Por otro lado, las Malvinas son una base militar de Gran Bretaña y la OTAN que junto a las que poseen en las islas Ascensión y en Santa Helena conforman un imponente triángulo de control sobre el Atlántico Sur. Adicionalmente, si las unimos con las que Estados Unidos tiene en las islas de Diego García en el Océano Índico conforman una portentosa tenaza de vigilancia, control e intervención en las rutas marítimos del sur de África y América, lo cual cobra un valor estratégico, sobre todo ante la escalada de tensión en el Oriente Medio y la posibilidad del cierre del paso por los estrechos que comunican el Golfo Pérsico con el Océano Índico, de éste con el Mediterráneo y posteriormente con el Atlántico.
Así mismo, las Malvinas son un canal de navegación en trayecto hacia la Antártida, único continente inexplotado en nuestro planeta y en el que se supone existen importantes recursos naturales ambicionados por las potencias. Es menester recordar que el Tratado Antártico fenece en 2041, por lo que necesariamente se tendrá que abrir una nueva negociación sobre el tema, en el que la soberanía sobre territorio en las cercanías del casquete polar jugará un papel fundamental.
Finalmente no hay que olvidar las extraordinarios reservas de pesca que existen en las cercanías de Malvinas que hacen de éstas un espacio vital en el plano de la seguridad alimentaria de cara al futuro.
El Tratado de Tlatelolco ha consagrado a América Latina como un territorio desnuclearizado y de paz. La irrupción de buques británicos portadores de armamento nuclear viola los acuerdos y generan tensión en un continente que hoy se caracteriza por avanzar en armonía hacia procesos de integración sin hegemonías, creando condiciones para la superación de los conflictos heredados del pasado colonial y del dominio neocolonial de los imperios.
La situación de Malvinas es una afrenta a la dignidad de todos los que nacimos y vivimos al sur del Río Bravo. Sólo la unidad que apoye la justa demanda argentina para una negociación pacífica nos llevará a recuperar ese pedazo heroico de patria latinoamericana.
Sergio Rodríguez GelfensteinAVN 03/04/2012 16:06

Exgobernador de Malvinas: Chile se portó como un cerdo en guerra de 1982

Así lo manifestó Mario Menéndez, exgobernador militar de la isla, tras asegurar que el enfrentamiento fue imprevisto.

Durante el conflicto bélico de 1982 “no todos se portaron como hermanos, Chile se portó como un cerdo”. Así lo hizo saber el exgobernador militar de las Malvinas, Mario Menéndez, en un programa especial argentino en conmemoración por los 30 años de la guerra entre Argentina y Gran Bretaña.

Reconoció que la guerra de las Malvinas no la decidió Galtieri sino una junta militar; a su vez, que la contienda fue una guerra imprevista e improvisada.
“No estábamos preparados para combatir en una isla. Con lo que había se combatió muy bien”, declaró en una entrevista al canal C5N.
En esa época en Argentina había un gobierno militar muy rechazado y Malvinas fue tomado como un hito para salir rápidamente hacia la democracia, señaló Menéndez.
Finalmente, dijo que tras la invasión del archipiélago por parte de los gauchos, la respuesta británica encabezada por Margaret Thatcher fue inmediata y violenta, porque la gobernante estaba perdiendo poder en el país europeo.

FUENTE: http://www.rpp.com.pe/2012-04-07-exgobernador-de-malvinas-chile-se-porto-como-un-cerdo-en-guerra-de-1982-noticia_469433.html

Perú asumió posición de principios al cancelar visita de fragata británica a Lima

La decisión de Perú de cancelar la visita de la fragata de guerra británica Real HMS Montrose, es coherente con el apoyo histórico de Lima al reclamo de Argentina sobre las islas Malvinas, afirmaron hoy los analistas Eduardo Ferrero y Hugo de Zela.
Ferrero sostuvo que la solidaridad con Argentina no es solo bilateral, sino que se enmarca dentro de un acuerdo de respaldo mayor de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), de la que Perú y Argentina forman parte, y que era preciso mantener la unidad regional.
“Es una decisión acertada, una posición de principios, de solidaridad con Argentina en el tema de las Malvinas, y que además está enmarcada dentro de un apoyo más general, que es la Unasur”, dijo el exrepresentante de Perú ante la Organización de Estados Americanos (OEA) a la Agencia de Noticias Andina.
El también excanciller peruano dijo que Perú respalda a Argentina, en su pedido de iniciar conversaciones sobre la soberanía de Las Malvinas.
Indicó, no obstante que esta decisión no debe alterar las buenas relaciones que Perú mantiene con el Reino Unido, y que se expresa en una creciente inversión inglesa en nuestra economía.
Las Islas Malvinas, ocupadas por el Reino Unido desde 1833, son conocidas por los ingleses como Georgias del Sur y Sándwich del Sur. Se trata de un archipiélago situado en el océano Atlántico Sur frente a las costas argentinas, con una superficie total de 12 mil 173 kilómetros cuadrados.
En mayo de 1982, el país sudamericano ocupó militarmente las islas, hecho que generó una guerra en la que Reino Unido se impuso con apoyo de Estados Unidos.
Hugo de Zela, a su parte, indicó que la posición de Perú refuerza la unidad regional, expresada por el apoyo conjunto de Unasur a Argentina. El bloque subcontinental demandó al gobierno británico a reanudar las negociaciones con Buenos Aires para poner fin a la disputa de soberanía, de acuerdo a las resoluciones de la ONU.
El exembajador coincidió con Ferrero, en el sentido que se trata de una decisión que guarda coherencia, no solo con la posición de Unasur, sino con lo que ha sido históricamente la posición peruana, de respaldo a Argentina en sus reclamos sobre las Islas Malvinas.
Indicó que hubiera sido “injusto” que a raíz de la visita de esta fragata, Perú hubiera podido ser percibido como un país que rompe la unidad sudamericana, y lo más grave, que no respalda a Argentina en este tema.
Recordó que el respaldo peruano Argentina no es de ahora, sino que se remonta al inicio mismo del conflicto bélico, en la década de los 80, cuando nuestro país envió aviones y municiones para combatir por la causa albiceleste.
El canciller Rafael Roncagliolo informó a Andina que se había cancelado la visita de la fragata de guerra inglesa, por “compromisos de solidaridad latinoamericana” de Perú con los legítimos reclamos de Argentina.
Sostuvo que la decisión obedece a los compromisos de solidaridad latinoamericana asumidos en el marco de la Unasur, sobre los derechos de Argentina en la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas.

FUENTE: http://luizcore.wordpress.com/2012/03/20/peru-asumio-posicion-de-principios-al-cancelar-visita-de-fragata-britanica-opinan/

sábado, 2 de abril de 2011

ARGENTINA / Conmemoran a los caídos en la Guerra de Las Malvinas



HUGOSIES-02/2011

Abr. 02 (Télam).- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezará el acto central de homenaje del Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, en Río Gallegos. La jefa de Estado hablará a todo el país por cadena nacional.
Al cumplirse 29 años del desembarco, el Gobierno considera la "Cuestión Malvinas" y el reclamo de soberanía sobre las islas como una política de Estado y, en ese sentido, privilegia la búsqueda de reanudación de las negociaciones con el Reino Unido, a fin de lograr una solución pacífica a la disputa.
La ceremonia central está prevista para las 12, con la presencia de ex soldados combatientes y familiares de caídos en Malvinas de todo el país, acto durante el cual la Presidenta reafirmará la soberanía argentina sobre el territorio insular.
La disposición transitoria primera de la Constitución Nacional expresa que la Argentina "ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional".
Agrega que "la recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino".
Esta disposición es reafirmada por el gobierno argentino en cada organismo internacional o regional al que concurre, llamando al Reino Unido a cumplir con el reiterado llamado a reasumir las negociaciones de soberanía de conformidad con las resoluciones y declaraciones de la ONU y la OEA.
Sin perjuicio de ello, la Argentina "rechaza y protesta los actos unilaterales británicos en el área disputada, los cuales ignoran los entendimientos provisorios bajo fórmula de soberanía", aclara la Cancillería al explicar la postura oficial del gobierno argentino en la página web de ese ministerio.
El gobierno del ex presidente Néstor Kirchner y el actual de Cristina Fernández de Kirchner reafirmó la política de Estado respecto a la "Cuestión Malvinas", privilegió la búsqueda de la reanudación de las negociaciones y prosiguió con el cumplimiento de los entendimientos provisorios bajo fórmula de soberanía.
En 2007, las relaciones bilaterales entre Argentina y el Reino Unido se vieron marcadas por la decisión de la Argentina de cancelar el acuerdo de cooperación petrolera y luego la intención de Gran Bretaña de ampliar la zona de exclusión en la Antártida.
Los vínculos diplomáticos se habían reanudado en febrero de 1990, a partir de las Declaraciones Conjuntas de Madrid de 1989 y 1990, que adoptaron una fórmula de salvaguardia de soberanía y jurisdicción sobre las Islas y los espacios marítimos circundantes, y diversos entendimientos provisorios sobre cuestiones prácticas relacionadas con el Atlántico Sur.
Según explica la Cancillería, los entendimientos "se refieren a medidas de fomento de la confianza mutua en materia militar a efectos de evitar incidentes, conservación de recursos pesqueros, exploración y explotación de hidrocarburos, comunicaciones aéreas y marítimas entre el territorio continental argentino y las islas y acceso de titulares de pasaportes argentinos a las islas".
También están referidos a la "construcción de un monumento a los caídos argentinos en las islas en 1982, intercambio de información sobre la delimitación exterior de la plataforma continental, realización de un estudio de factibilidad sobre desminado en las Islas Malvinas y análisis de su toponimia".

Argentinos destacan apoyo de Perú durante guerra de las Malvinas.

Autoridades de la sureña provincia de Tierra del Fuego destacaron el apoyo que Argentina recibió de Perú en la guerra con el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas, al cumplirse hoy 29 años del desembarco de tropas del país suramericano en el archipiélago.
"Perú dio todo lo que tenía a Argentina. Y no le sobraba nada. Eso es verdadera solidaridad y algo para reconocer siempre", afirmó la gobernadora fueguina, Fabiana Ríos.
Ríos encabezó en Ushuaia, la capital provincial, unos 3.000 kilómetros al sur de Buenos Aires, un homenaje a los sobrevivientes y a los caídos en el conflicto bélico librado en 1982, ante la presencia de la embajadora de Perú en Argentina, Judith de la Mata Fernández de la Puente.
La diplomática viajó especialmente invitada a la provincia que tiene jurisdicción territorial sobre el archipiélago del Atlántico sur e incluso recibió la noticia sobre la construcción de una plaza ubicada frente a la que recuerda el reclamo soberano sobre las islas, que se llamará "República del Perú".
La embajadora dijo sentirse "honrada" por el "reconocimiento a su pueblo", aunque destacó que Perú actuó "simplemente como debía hacerlo" durante el conflicto con el Reino Unido.
El principal acto recordatorio se llevó a cabo en la ciudad sureña de Río Gallegos, donde la presidenta argentina, Cristina Fernández, renovó su reclamo para que el Reino Unido negocie la soberanía de las islas, invadidas por los británicos en 1833.
En la guerra, que duró 74 días y concluyó con la derrota del país suramericano, murieron 255 británicos, tres isleños y 649 argentinos.